Volcán de chocolate. Receta con helado de vainilla

Volcan de chocolate receta

Volcán de chocolate. Receta con helado de vainilla

Nuestra plato preferido Volcán de chocolate. La receta de hoy es de esas que merecen un lugar especial. Para nosotros se trata de una receta con un nivel de dificultad entre fácil y medio, y con resultado espectacular. Se trata de uno de los postres más famosos de los últimos años, y que podemos encontrar en muchos restaurantes. Por ello, os vamos a explicar cómo hacer coulant de chocolate, o también conocido como volcán de chocolate, por el símil que se produce al tener en su interior el chocolate derretido.

¿De dónde procede el famoso volcán de chocolate?

El coulant nace en Francia de la mano de un reputado chef con tres estrellas michelín, Michel Bras. Es una de los postres más versionados del mundo, cuyo ingrediente principal pocas veces es modificado: el chocolate negro. Aunque cabe decir que en ocasiones se suele utilizar el también el chocolate blanco. Y siempre suele ir acompañado de helado, como complemento perfecto al chocolate derretido del corazón del volcán.

¿Cómo hacer coulant de chocolate?

El volcán de chocolate es una receta con algunos trucos muy importantes que debemos realizar en el momento de su elaboración para que se convierta en el coulant de chocolate perfecto.

Os recomendamos que sigáis todos los pasos y que dediquéis un poco de vuestro tiempo a la mezcla de los ingredientes.

Ingredientes coulant de chocolate

Estos son los ingredientes que vamos a necesitar para obtener de 6 a 8 coulants o unidades:

  • 150 gramos de chocolate negro (mínimo 52% de cacao) para fundir
  • 125 gramos de mantequilla
  • 3 huevos grandes
  • 80 gramos de azúcar
  • 70 gramos de harina normal (no harina de fuerza)
  • una cucharada de cacao puro sin azúcar (para espolvorear)
Coulant de chocolate con helado
Cómo hacer coulant de chocolate

Paso 1

Para empezar, trocearemos el chocolate en un bol junto con la mantequilla para calentar y obtener una mezcla homogénea. No importa si ambos ingredientes están fríos, puesto que iremos calentando estos de manera progresiva. Por un lado, se puede hacer al baño maría, es decir, en un cazo con agua hirviendo y el recipiente en la zona alta, sin dejar de remover. Por otro lado, la forma más sencilla y la que nosotros recomendamos, es utilizar el microondas en periodos de tiempo cortos, 40 segundos aproximadamente, para ir removiendo la mezcla hasta que quede líquida y evitar que la mantequilla se queme. Una vez ambos ingredientes se han unido, dejamos reposar a un lado y seguimos con nuestro coulant. Antes de seguir, precalentamos el horno a 180º.

Paso 2

En otro bol, mezclamos los huevos con el azúcar hasta obtener una mezcla blanquecina y con textura espumosa. Para realizar este paso, os aconsejamos que uséis una batidora eléctrica de varillas, que os facilitará el trabajo y os ayudará a obtener una mejor textura de la mezcla.

TRUCO

Mezclar los ingredientes que nos faltan por añadir a mano y con movimientos lentos y envolventes. Primero vamos a introducir el chocolate fundido muy poco a poco mientras removemos la mezcla con la lengua de silicona haciendo círculos constantes en el bol, y así evitando que desaparezca la textura espumosa que habíamos conseguido. Dedicad un tiempo a remover bien y mezclar el chocolate puesto que en ocasiones suele quedar en el fondo.

Paso 3

Solo nos faltaría por introducir la harina, antes de ello, es importante tamizarla con un colador fino para evitar grumos en nuestra mezcla. Al igual que el chocolate, la vamos a ir añadiendo muy poco a poco mientras removemos suave con la lengua de silicona, intentando mantener nuestra textura espumosa inicial. Estos dos últimos pasos nos van a llevar más tiempo, pero son importante para conseguir un coulant suave y con una textura perfecta.

Una vez tenemos todos los ingredientes mezclados, pasamos a engrasar los moldes con mantequilla y espolvoreamos chocolate negro en su interior. Nosotros utilizamos moldes de silicona por lo que no nos hizo falta utilizar papel de horno.

Finalmente rellenamos nuestros moldes pero no lo hacemos hasta arriba puesto que el coulant subirá un poco en el horno. Nuestro consejo es rellenar el molde dos tercios del total.

TRUCO

El siguiente consejo es congelar los volcanes antes de consumirlos. El tiempo de congelación va a depender de cuando lo queráis consumir, para nosotros, el tiempo mínimo debe ser de 4 o 5 horas. Es el postre perfecto para tener en el congelador y meter en el horno justo antes de consumirlo. También lo puedes dejar en la nevera unas horas para consumirlo cuando quieras.

Hornear y a la mesa

El tiempo de cocción va a depender del horno, por ello, el primer coulant puede ser la prueba perfecta para concretar este tiempo. Asimismo, también dependerá de cómo nos guste la textura del volcán y el chocolate de su interior, más o menos líquido. Nosotros hemos tenido nuestra coulant durante 12 minutos para conseguir la textura de bizcocho por fuera y que este líquido por dentro.

Por último, como complemente hemos utilizado helado de vainilla y galletas, y también fresas troceadas 😉

Si quieres ver otras recetas de repostería haz clic en el anterior enlace y descubre recetas similares como la tarta de queso de tres chocolates o platos dulces más saludables como la receta de tortitas de avena.

Puntuación
recipe image
Receta
Volcán de chocolate. Receta con helado de vainilla.
Autor
Publicado en:
Tiempo de preparación
Tiempo de cocinado
Tiempo total
Valoración
51star1star1star1star1star Based on 4 Review(s)
Etiquetas:
No comentarios

Publicar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies